top of page

¿QUÉ ES LA DESREGULACIÓN EMOCIONAL?

Actualizado: 22 abr



Cómo la dificultad de regular las emociones afecta a aquello que hacemos.







Actualmente parece más evidente que nunca la necesidad que tenemos las¡ personas de conocer e identificar nuestras emociones como forma de entendernos mejor y lograr estar bien con nosotros mismos. En este blog explicamos el concepto de desregulación emocional, así como algunos de los problemas que derivan de la misma.



Es posible que hayamos oído hablar del concepto de regulación emocional. Desde la psicología definimos la regulación emocional como la capacidad que tenemos las personas para controlar nuestras emociones, así como la manera que tenemos de experimentarlas y expresarlas. La regulación emocional también hace referencia a la conciencia y aceptación que tenemos sobre la propia emoción, así como la capacidad de actuar de la forma que deseemos pese a nuestro estado emocional. Las personas podemos adquirir estrategias para regular y tolerar los estados emocionales desagradables.



Es decir, y poniendo un ejemplo, cuando experimentamos una emoción intensa como pudiese ser el enfado, es posible que la emoción nos impulse a realizar alguna conducta que no esté ajustada al contexto o la situación en la que estemos, como podría ser elevar la voz y ponernos a gritar en medio de una reunión de trabajo (es posible que el enfado esté justificado, pero no la conducta que esta emoción no has empujado a realizar). Regular esta emoción asociada a la ira nos permitiría identificarla, ser conscientes de ella y poder elegir cómo actuar sin que sea la emoción la que nos impulse a ello.



¿Entonces qué es la desregulación emocional?


La desregulación emocional se caracteriza por sentir las emociones de manera muy intensa e inestable, sintiendo que no se es capaz de controlar cómo se responde a

ellas. 


Sabemos que las emociones duran un periodo de tiempo tras el cual poco a poco van disminuyendo en intensidad (por eso ante un enfado sabemos que es útil esperar y no actuar “en caliente”). Para las personas con desregulación emocional las emociones se sienten más intensas y duran más tiempo.


La desregulación emocional se explica tanto por factores genéticos, como por el contexto e historia de vida de la persona que lo sufre.



La desregulación emocional es el rasgo más característico del Trastorno límite de la personalidad.



¿Cuál sería la diferencia entre personas con y sin desregulación emocional?


Una persona con desregulación puede actuar de manera “demasiado” emocional.


Por ejemplo, hemos quedado con un amigo que suele llegar tarde y justo hoy lo vuelve a hacer, y es normal y está justificado enfadarse ante esta situación. Este enfado para una persona con desregulación puede llegar a “desbordarse”, sintiéndose muy intenso. Esta persona puede que acabe gritando a su amigo y diciéndole que no quiere volver a verle.  En este caso, no se ha podido modular la emoción para dar una respuesta adecuada a la situación.  


¿Cuáles son las consecuencias de la desregulación emocional?


La desregulación deriva en otros problemas psicológicos que en ocasiones son más fáciles de identificar, como pueden ser los problemas del estado del ánimo, la ansiedad o la depresión.


Esto se explica por diversos motivos. El malestar emocional que se puede llegar a sentir cuando hay desregulación emocional puede impulsar a la persona a buscar alivio realizando conductas de riesgo como puede ser el consumo de alcohol y otras drogas, autolesionarse, conductas sexuales de riesgo, entre otras. Aunque estas conductas funcionan como alivio momentáneo de este malestar intenso, acaban generando más complicaciones de carácter psicológico en el futuro.


Las relaciones sociales también suelen verse muy afectadas por la desregulación emocional. Las respuestas intensas ante situaciones cotidianas y las conductas de riesgo, pueden acabar suponiendo un problema en la relación con los demás. Se suelen dar conflictos familiares, sociales y laborales. Estos conflictos acaban generando nuevas emociones desagradables en la persona con desregulación, haciendo más difícil que la persona regule sus emociones de manera efectiva por sí misma, y agravando aún más el estado emocional.


Si te sientes identificada/o con lo que acabas de leer, o detectas desregulación emocional en alguien de tu entorno, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.


Te ayudaremos a entender el problema y te acompañaremos en el proceso terapéutico.


En IAN DE PSIQUE, RUMBO HACIA TU BIENESTAR.

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page