top of page

LA ANSIEDAD EN ADULTOS MAYORES


Cómo detectarla y cuándo buscar ayuda profesional.









En enero de 2023, la editorial de la revista académica JAMA Psychiatry, afirmaba que solo un tercio de los adultos mayores con trastorno de ansiedad generalizada (preocupación intensa y persistente por asuntos cotidianos) recibe tratamiento. Además, señalaba también que otros trastornos de ansiedad, como las fobias, el trastorno obsesivo compulsivo o la ansiedad social, tampoco eran tratados.



Los autores de esta editorial, Andreescu y Lavretsky, estaban muy preocupados por este dato, ya que numerosas investigaciones demuestran la relación existente entre los trastornos de ansiedad y las enfermedades cerebrovasculares, los problemas cardiacos, las enfermedades autoinmunes y las demencias.



Así que tenemos un problema, ya que una gran parte de las personas mayores que tienen

ansiedad no están recibiendo tratamiento, con el consiguiente sufrimiento y dificultades que esto conlleva a nivel emocional, físico, relacional y social.



¿Cómo es la ansiedad en las personas mayores?


La mayoría de síntomas ansiosos que aparecen en adultos mayores son muy similares a los que podemos encontrar en personas más jóvenes, pero hemos de tener en cuenta que, en ocasiones, las personas mayores pueden “disfrazar” o normalizar estos síntomas. Por ejemplo, en lugar de quejarse por ansiedad o estrés, muchos de ellos se quejan de molestias físicas, como dolor de cabeza, cansancio, mareos, temblores, etc. De manera que, en lugar de atribuirlos a la ansiedad, los justifican y normalizan con frases como “es que ya son muy mayores” o “son cosas de la edad”, minimizándolos, quitándoles importancia y, por lo tanto, sin dar el paso de pedir ayuda.


¿Cuáles son los síntomas de ansiedad más frecuentes en adultos mayores?


En primer lugar, encontramos los síntomas físicos, que suelen ser los que primero identifican ellos mismos y por los que se suelen quejar y pedir ayuda. Puede aparecer dolor de cabeza, aceleración del ritmo cardiaco, sudoración excesiva, tensión muscular, molestias digestivas o abdominales, temblores, mareos, insomnio o presión en el pecho, entro otros muchos.


En segundo lugar, hay cambios en la forma de pensar, como muchas preocupaciones sobre distintos temas, pensamientos negativos autodespreciativos o de rabia hacia los demás, desesperanza hacia el futuro, dificultad para concentrarse, problemas para mantener la atención en las tareas, cansancio mental o sensación de “ir acelerado”.

Por último, están las dificultades emocionales, como miedo a la muerte o a que suceda lo peor, irritabilidad, cambios de humor frecuentes, desmotivación, tristeza, miedo a las caídas o a otras situaciones, sentimientos de culpa, ira hacia sí mismos o hacia los demás y poca capacidad de disfrute en las actividades o relaciones sociales.


¿Cuál es el tratamiento indicado para los problemas de ansiedad en adultos mayores?


Aunque en la mayoría de ocasiones se opta por un tratamiento farmacológico, tenemos que decir que tratamiento indicado para la mayoría de los casos es la terapia psicológica,

concretamente el tratamiento cognitivo conductual.


Los problemas de ansiedad en personas mayores se han de abordar través de sesiones de psicoterapia en las que evaluamos bien las dificultades del paciente y, a continuación, establecemos un plan de tratamiento con objetivos y técnicas individualizadas.

Eso no quiere decir que el tratamiento farmacológico no esté indicado en ningún caso, ya que, en algunos pacientes, con ansiedad muy intensa o crónica, puede ser beneficioso la terapia psicológica combinada con la farmacológica. Aun así, los medicamentos no serían la primera línea de tratamiento para la ansiedad en personas mayores.


¿Cómo saber si un problema de ansiedad requiere tratamiento?


En general, se recomienda buscar ayuda psicológica cuando los síntomas de la ansiedad y las dificultades asociadas nos desbordan y generan mucho sufrimiento en el día a día. Esto puede ocurrir de varias maneras:


 Los síntomas de ansiedad, aunque son poco frecuentes, son muy intensos.


 Los síntomas de ansiedad, aunque no son intensos, son muy frecuentes y aparecen

casi todos los días.


 La ansiedad afecta a varias áreas de la vida del adulto mayor, como la salud física, las

actividades diarias, las relaciones sociales, la familia o la pareja.


En cualquiera de estas tres situaciones sería adecuado buscar un profesional de la psicología e iniciar un proceso terapéutico. En IAN DE PSIQUE disponemos de un área especializada en la evaluación y tratamiento de problemas emocionales y conductuales en adultos mayores. Si tienes dudas, llámanos y nos ponemos a trabajar lo antes posible.

EN IAN DE PSIQUE, RUMBO HACIA TU BIENESTAR.

35 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page