top of page

LA DEPRESIÓN SONRIENTE




¿Sabes que es la depresión sonriente?






La depresión es uno de los trastornos psicológicos más comunes en consulta. Normalmente, vienen asociados a otros trastornos de ansiedad, trastornos de personalidad o traumas complejos.



En ocasiones, nos es fácil identificar cuando una persona está atravesando un periodo de tristeza porque la conocemos bien o esta persona es capaz de comunicar sus emociones y sentimientos y pedir ayuda. Pero, la gran mayoría de personas, no son capaces de identificar cuándo empiezan a sentirse tristes por diversas razones:


  1. No hemos tenido ninguna educación emocional en el colegio, tema que da para otro blog.

  2. Nuestra familia puede que no nos haya enseñado esa gestión emocional que tanto nos falta.

  3. Nos cuesta sentir ciertas emociones desagradables y, por lo tanto, tendemos a suprimirlas, ignorarlas o evitarlas.

  4. Las sustituimos por otras emociones.



Tenemos asociada la idea de que tener depresión va ligada a que la persona no pueda realizar actividades de la vida diaria, a verla con una apariencia más decaída y descuidada, le cueste levantarse de la cama, no tenga apetito, le cueste dormir y llore con más facilidad. Y sí, son uno de los síntomas más comunes que podemos ver cuando una persona está atravesando por una depresión.



Pero en terapia también me he cruzado con personas tristes que siempre intentan mostrar a los demás que están bien, ya que, no exteriorizan su estado de ánimo e intentan ocultarlo a los demás, vive como si no le pasara nada.


Por lo tanto, las personas que le rodean, no van a poder percibir que está triste y poder ayudarlo, lo que hace que se agrave la situación.




¿Por qué puede suceder?



  1. Estiga social. Puede tener miedo a que los demás piensen mal de él o ella, ya que, la salud mental todavía sigue bastante estigmatizada.

  2. La persona que la sufre tiene un gran sentido de la responsabilidad. Padres que no quieren que sus hijos puedan verlos así o hijos que no quieren decepcionar a sus padres.

  3. Alto nível de autoexigencia. No poder permitirse cometer errores o mostrar momentos de debilidad.



¿Tiene tratamiento?



El tratamiento es el mismo que una depresión, la persona necesita psicoterapia, fármacos en casos graves y cambios en el estilo de vida. La terapia cognitivo conductual ofrece resultados satisfactorios ayudándoles a aceptar la situación, reconocer y expresar sus emociones y aprender técnicas útiles para afrontar el día a día y resolver problemas.



Si sientes que necesitas ayuda, no dudes en llamarnos para ayudarte rumbo hacía tu bienestar.



22 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page