TRAUMA
 

 El Trauma es un área de la psicología que engloba todas aquellas heridas emocionales que forman parte de nuestra historia. Sucesos que quedaron sin resolver y que siguen manifestándose en forma de malestar emocional o síntomas físicos.

 

Nuestro objetivo es destapar esas heridas emocionales en terapia, para poder limpiarlas y permitir que se conviertan en una cicatriz: donde podemos recordar aquello que nos sucedió, nuestro aprendizaje, pero no sentimos dolor al recordarlo.

 

Podríamos considerar traumáticas experiencias de muy diferente índole:

 

•    Un accidente que hace peligrar nuestra vida, Vivir una catástrofe natural, un abuso sexual, entre otros, serían considerados como eventos TRAUMÁTICOS (en mayúsculas)

 

•    Los traumas de tipo interpersonal como vivir en contacto con violencia intrafamiliar, no ser visto por nuestros cuidadores con aceptación incondicional en la infancia, o ser traicionados por aquellas personas en las que hemos depositado nuestra confianza (especialmente aquellos que suceden desde nuestro nacimiento hasta la adolescencia) se considerarían trauma complejo.

 

•    Y todos aquellas adversidades que suceden en la cotidianidad como la falta de sentirse reconocido, no sentir que mis cuidadores atienden mis emociones o ser víctima de manipulación habitual, se consideraría trauma oculto.

 

  Estos eventos son muy difíciles de asimilar para nuestra mente, no los recuerdos en sí mismos, sino la ruptura que ellos producen en nosotros sobre nuestras creencias (acerca de nosotros, de los demás y de cómo es el mundo). Y pueden producir sintomatología distinta en las diferentes personas.

 

  Algunos de los síntomas más habituales serían :

  - Alteraciones en el sistema de creencias.

  - Desregulación emocional.

  - Dificultades en las relaciones interpersonales.

  - Conductas dañinas hacia nosotros mismos.

  - Idealización de aquellas personas que nos hicieron daños.

  - Trastornos emocionales o de personalidad.

  - Otros problemas médicos.