¡Bienvenido 2021! Y si las nuevas tecnologías ya son parte de nuestro día a día, este nuevo año nos trae avances y más conectividad y rapidez de la que ya tenemos.


El pasado marzo comenzamos un confinamiento inédito en la vida del ser humano y que marco un antes y un después en la manera de ver el funcionamiento de las redes sociales y las nuevas tecnologías. ¿Qué habrías hecho para comunicarnos con nuestros familiares y amigos?, ¿Cómo hubiéramos podido teletrabajar y mantener las clases virtuales?,…


La edad ya no es el dilema de la cuestión, ¿es tu peque lo suficientemente responsable?

Otra de las cosas que ha ocurrido es el aumento en el tiempo que nuestros peques y no tan peques han estado conectados o enchufados a las redes sociales y los videojuegos. Y sí, entiendo de antemano que algo había que hacer y que a relación de las horas que permanecíamos en casa puede llegar a ser “normal”, pero a día de hoy me llegan casos porque ya no podéis poner límites o porque encontráis a vuestro peque más irritable o que al decirle que ya es hora de apagar la partida su conducta es bastante agresiva.


Ahora mismo es natural nacer y criarse entre las nuevas tecnologías y es por ello que como adultos que vamos a dirigirles en su uso sepamos bien mantener esos límites y ese buen uso. Me preguntan por la edad de tener o no tener, pero creo que eso ya no es el dilema de la cuestión sino más bien ¿esta tu niño o niña preparado y es lo suficientemente responsable para tener esos entre sus manos? Cada niño es un mundo y por eso mismo la edad ya no tiene nada que ver.


No te bases en si sus amigos lo usan o lo tienen ya o porque es lo que se lleva y es lo que hay que hacer. Más bien piensa que desde el momento que nace, llegará un momento en el que controle algo mucho más y mejor que tú, y contra eso no podemos hacer nada. ¿Qué puedes hacer entonces? Prepararle personalmente para ello, otorgarle unos valores que conduzcan a su responsabilidad y sobre todo que el día que pueda tenerlo será porque es lo suficientemente responsable. Es entonces cuando poner los límites e las horas de uso y las restricciones de dónde puedan y no puedan navegar o jugar tendrá un sentido más allá del castigo y del límite en sí.


No dudes que un límite es ir Rumbo hacia el Bienestar de tu peque ;)

Posts Recientes