¿TE HAN DIAGNOSTICADO CÁNCER DE MAMA ?


CÁNCER DE MAMA Y ANSIEDAD






Se estima que en 2022, el número estimado de personas afectadas de cáncer en España será de unas 280.000. Según los expertos en el tema, esta cifra se va ir incrementando año tras año debido a múltiples factores, especialmente ambientales como: aumento de la ingesta de comida preparada y carnes, disminución de legumbres, frutas y verduras, aumento de pesticidas en nuestros alimentos, contaminación ambiental, estrés en nuestro día a día , aumento del consumo de alcohol y tabaco y factores, evidentemente, genéticos. Por desgracia, rara es la persona que no tiene casos de cáncer a su alrededor.


El cáncer de mama es uno de los más frecuentes en España, llegando a 34.750 casos en 2022. Aparte de los factores anteriormente mencionados, cabe destacar también en cáncer de mama: haber tenido la regla muy jóven, el retraso de la maternidad, no amamantar a los hijos o hijas, alcohol o tabaco.


Cuando nos diagnostican de cáncer de mama es mucha la incertidumbre que tenemos que manejar, ya que, después de realizar la mamografía, ecografía y biopsia iniciales, todavía tenemos por delante multitud de pruebas médicas que realizar: TAC, tomografías computarizadas óseas, densitometrías, ecografías, citologías…Además de empezar tratamientos con quimioterapia, radioterapia o inmunoterapia y cirugías como mastectomía, histerectomía o cuadrantectomía.


Nuestro día a día es una ruleta de emociones donde aparecen desde la impotencia, rabia hasta la desesperanza.


Enfermar nos supone enfrentarnos a un mundo desconocido en el que nos vemos obligados y obligadas a realizar ajustes emocionales con nuestra nueva situación.

No es tarea fácil.


Aparecen diferentes miedos comunes:


Miedo a la muerte. Puede que sea el primer miedo que nos surge porque todavía tenemos muchos interrogantes en el momento en qué nos dicen que desafortunadamente es cáncer. Y a los tratamientos


Miedo a la recaída. Este miedo nos va a acompañar por el resto de nuestra vida. Con los años aprendes a convivir con él y vas tolerando mejor esa incertidumbre y malestar que te crea.


Miedo a la dependencia. Nos da miedo tener que depender de otras personas en nuestros tratamientos y cirugías.


Miedo a la incapacidad. Por no conseguir nuestras metas y proyectos


Miedo a la ruptura de pareja, relaciones sociales o de trabajo. Por desgracia, con los tratamientos y cirugías existen muchos cambios en nuestro cuerpo y nuestra sexualidad. Es una situación nueva para la pareja que debe, principalmente, saber comunicar emociones, sentimientos y necesidades al otro u otra, para poder llevar esta situación lo mejor posible.

Existen también ciertas dificultades en las relaciones sociales como amigas, amigos o familiares porque, normalmente, no saben cómo actuar ante estas situaciones y también sienten emociones que les sea difícil manejar.


Miedo a la desfiguración. Debido a los tratamientos y cirugías nuestro cuerpo cambia por completo. Quizás son cicatrices que no se ven, pero permanecen en nuestra memoria para siempre.


Miedo al malestar, dolor o sufrimiento físico o psicológico. Los tratamientos farmacológicos son muy desagradables y muy potentes produciendo dolores, malestar y mucho sufrimiento.


Todo ello hace que aparezca, por supuesto, ansiedad por toda la incertidumbre que tenemos que manejar en los futuros meses o años. Y bajo estado de ánimo porque no podemos realizar las actividades que antes hacíamos, debido a toda la medicación que tiene efectos secundarios brutales y, por desgracia, bajo apoyo familiar o social.


Si estás pasando por un proceso como este y necesitas ayuda, no dudes en llamarnos para empezar tu camino hacía tu bienestar.


Posts Recientes
Archivo
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square