La protección en los más pequeños es un aspecto importante en el día a día como papá y mamá. Una de las preguntas habituales que se realizan los padres es ¿somos demasiado protectores con nuestros hijos?


Es un instinto evitar el sufrimiento y necesitar cuidar de los niños con la finalidad de asegurar y garantizar la seguridad física y emocional. Cuidar y proteger es darles atención a todo lo que necesitan para su adecuado bienestar. Mientras que cuando hablamos de sobreprotección, es una implicación excesiva en la atención y el cuidado para mantenerlos lejos de todos los peligros.


Reflexiona sobre estas preguntas, ¿alguna vez has pensado o tomado alguna decisión por tu hijo?, ¿has intentado solucionar sus problemas? Muchas veces queremos anticiparnos a los deseos y necesidades para evitar que sufran o que no tengan dificultades en su desarrollo social, académico y personal.


Este tipo de conductas de sobreprotección hacia el niño pueden limitarle, dejando de aprender a desarrollarse en determinadas situaciones cotidianas y, por ende, en su futuro adulto. Estos comportamientos van más allá de satisfacer las necesidades y el cuidado básico.


Cada día los más pequeños se encuentran con nuevos desafíos de modo que hay que enseñarles a enfrentarse a los problemas y apoyarles, en lugar de sobreprotegerles. Es la balanza entre la autonomía y la dependencia


Es importante como padres supervisar las tareas diarias de los niños, pero motivándoles a que, por sí solos, tomen las decisiones de cada uno de los pasos que van a tomar, valorando de forma positiva todos los logros que realicen incluso cuando se equivoquen: “¡Seguro que la próxima vez lo harás mejor!”


Nos encantaría acompañaros Rumbo hacia vuestro Bienestar.

Posts Recientes
Archivo
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
sello_creemfutur.png

Plaza Mayor 27 1º Alzira. Valencia

  • facebook_logo_icon_147291
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram