¿Cómo superar una ruptura traumática?




Una ruptura traumática es una situación devastadora para la persona que lo vive, es

una sensación de desolación y vacío muy complicada de manejar sobre todo

inicialmente y que a la persona la deja totalmente desnuda frente a la vida.


A la persona que lo vive se le rompe a pedazos su mundo. De repente y sin previo aviso se encuentra perdido y con mucha ansiedad.


La ruptura es una pérdida y como tal se debe vivir un duelo con lo que debe

reaprender a vivir sin esa persona.


Normalmente, las personas cuando sufrimos, nuestro refugio emocional suele ser

nuestra pareja, es nuestra figura de apego seguro. Esto sucede en parejas que son

sanas y estables en el tiempo. De repente nos encontramos que es esa misma figura la

que desaparece.


En nuestro mundo y nuestra visión de la realidad, estamos bien como pareja, tenemos

nuestros más y nuestros menos, pero no cabe en mi cabeza la posibilidad de que esto

que tenemos se rompa.


Lo que caracteriza una ruptura de pareja son:


Es de repente: la persona no se lo espera. No es que sea una situación la cual

se ve venir, no se espera y a veces ni siquiera ha visto señales previas


Planes de futuro: habían proyectos de futuro, planes juntos o en familia. Como

un viaje, o incluso la compra de un bien o tener hijos


Hay sentimiento: el sentimiento es totalmente sincero y genuino, existe un

“amar” hacia el otro


Es importante entender que la persona que deja la relación también sufre. A veces las

personas dejan la relación porque sencillamente han dejado de amar. Para ellos

también es duro, desde hace un tiempo tienen en mente dar el paso, pero no es

solamente romper la relación sino unos hábitos.


Cuando esto sucede, la persona que sufre el trauma, pasa por distintas fases, desde

intentar convencer al otro para continuar la relación, hasta buscar motivos del porqué,

incluso culpabilizándose de que podría haber hecho más por la relación.


A veces sucede que, al tiempo, y cuando la persona empieza a tomar distancia, se da

cuenta que ha sido lo mejor que le ha pasado. Empieza a ver cosas que inicialmente y tras la ruptura no era consciente como por ejemplo, que fallaban ciertos aspectos de la relación.


Por otro lado, yo planteo, si de aquí 10 años te enteras que tu pareja hace ese tiempo que ya no te ama pero está contigo por miedo, lástima o culpa, ¿cómo te sentirías?

Es sorprendente las respuestas que me he encontrado….


Está claro que es una situación traumática, donde hay una intensidad de emociones

desbordadas.


Pero es importante entender que se puede superar, y que los psicólogos podemos

acompañarte en este proceso de readaptación a esta nueva realidad.


Desde Ian de Psique queremos acompañarte Rumbo hacia tu Bienestar



Posts Recientes
Archivo
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square