MI LADO MÁS OSCURO: MI YO ADICTO


La sombra es esa parte de mí que no me gusta y que no quiero mostrar al mundo. Es esa oscuridad que puede que sepa o puede que no lo que hay ahí. Pero sé que me siento más segura dejándolo ahí guardado.


Pero por más que lo intente esconder, no desaparece o no se hace más pequeño. Al contrario, lo que consigo es más sufrimiento.


Si hablamos de alguien con un problema de adicción, también tiene esta sombra. Pero esta sombra es alimentada por su Yo Adicto. Una voz en su interior que quiere consumir, que le gusta consumir, que disfruta consumiendo, y que si se dejara llevar seguiría en el círculo vicioso del consumo.


Y el hecho de querer ir en contra de esa parte nuestra, es ir en contra de nuestra naturaleza. En realidad, es la no aceptación de esa parte de mi ser.


Por otro lado, nos encontramos con una parte que es la que nos gusta de nosotros mismos, la que mostramos al mundo. No es que no seas tú, pero no eres tú en tu totalidad.


Porque el día no tenga luna no significa que no exista.


El adicto debe afrontar esta realidad, estas dos caras de una misma moneda. Es la única manera de no ir contracorriente. Es por ello que cualquier batalla contra la adicción la perdemos, porque siempre está esa parte de ti que se deja arrastrar.


Es un desgaste emocional enorme evitar esta parte de ti. Es mucho más sencillo, aunque no lo parezca aceptarla como parte de tu ser.


Ahora sí, es tú responsabilidad qué Yo prevalece, a que yo lo dejas a un lado. Pero siempre teniendo en cuenta que tu lado oscuro está ahí.


Es importante que pares y pienses cuál es tu sombra, cuál es tu lado más oscuro. Que pares y te sientes a dialogar contigo mismo para aceptar esa parte y arroparla como parte de ti.


Si quieres te acompaño Rumbo hacia tu Bienestar

Posts Recientes
Archivo
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
sello_creemfutur.png

Plaza Mayor 27 1º Alzira. Valencia

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram