Recaída en Adicciones.


Imagina que llevas seis meses sin consumir ningún tipo de sustancia. Llevas seis meses con una vida llena y saludable, donde te sientes bien contigo mismo porque has dejado de consumir. Eres más que ese consumo.


Se acercan fechas donde la fiesta de las Fallas va unido a borracheras, a que todos tus amigos al menos beben alcohol, con la única justificación de “es que son fallas”.


Las Fallas son unas fiestas que dificulta el proceso de recuperación del adicto. Vivimos en una cultura donde el alcohol forma parte de las celebraciones y fiestas.

El consumo de alcohol es visto como algo normal, nadie se para a pensar que un fallero a las 9 de la mañana lleve un cubata en la mano y tiene un problema de adicciones. O ver a alguien que no se aguanta de pie. Nos hace gracia y todo verlo. Porque todo son risas.


Ahora, días después de estas fiestas viene el golpe de realidad. Sí, hay adictos que tienen una recaída debido a ese exceso de confianza con autoengaño incluido. Tipo “todos beben” “ellos pueden, yo también puedo” …


¿Realmente crees esta mentira? Sé consciente que llevas un tiempo sin consumo, pero no significa que tengas la adicción superada. Al contrario, la confianza en ti mismo es la misma que te arrastra a volver a caer. Y al adicto se le olvida que cualquier batalla siempre gana la sustancia.


Cualquier fiesta o evento es el escenario perfecto para la vuelta al consumo.


Lo idóneo sería que no fueras fallero, pero ¿Cómo decirle a un fallero que no lo sea? Si trabajaras en un bar y tuvieras una adicción al alcohol, ¿cambiarías de trabajo?


Si quieres realmente dejar de consumir, por tanto, cambiar de vida serás capaz de tomar este tipo de decisiones, porque antepondrás tu elección.


Siempre hay una excusa para volver a consumir… Ahora son fallas, y en verano ¿Por qué hace calor y apetece una cerveza? ¿O Navidades ¿O la despedida de tu hermano?


Sabemos que el camino de la deshabituación de una adicción es muy complicado. Entendemos que la adicción es una enfermedad complicada de manejar y de a salir de ese laberinto.


Pero no significa que sea imposible. Hay personas que lo han conseguido. Pero no es simplemente dejar el consumo. Es mucho más. Implica un cambio de hábitos, de actividades de personas, de actitud hacia el mundo.


Fallas ha sido una situación muy difícil para los adictos, la cocaína y el alcohol están muy cerca y aquí todo vale, durante estos cuatro días.


Pero a pesar de ello, se puede salir, se puede vivir sin ese consumo. Se puede ser feliz lejos de la adicción.


Sí que es cierto, que hay personas que los días de fallas no hacen que se vuelva al punto de partida, pero hay personas que no son capaces de reconducirse, se dejan arrastrar con el sentimiento de culpabilidad de que “para qué voy a luchar si yo soy así”. Nada más lejos de la realidad. Esto sigue siendo autoengaño y puedes aprender de ello incluso saliendo más fortalecido.


En Ian de Psique somos expertos en acompañar a la persona a salir de su adicción. Pide ayuda y nosotros te acompañaremos Rumbo hacia tu Bienestar.

Posts Recientes
Archivo
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square