De ser esclavo a ser libre






La persona adicta es aquella que no puede dejar de consumir o de realizar la conducta adictiva, a pesar de las consecuencias que obtiene.


Hay un momento que no pueden parar, lo definen como un alma sin motor de cambio, sin freno que va directo a la bajada del tobogán y sienten que ya no hay vuelta atrás. Sienten que es como pisar arenas movedizas, cada vez que dan un paso, se sumergen más en ese terreno pantanoso, sintiéndose atrapados.


Han perdido su esencia, se sienten perdidos entrando en su propia trampa, una trampa que empiezan en calles amplias y terminan en callejones sin salida, donde están invitados a deambular por este laberinto llamado adicción.


Un adicto es aquel que se sumerge en su propio personaje, en que se cree sus propias mentiras y autoengaños, minimizando lo que le está sucediendo, anteponiendo incluso su propia vida ante la adicción.


Como bien indica la palabra son esclavos de ese consumo, de esa conducta.


Cuando aprenden a pedir ayuda y a levantar la mano, es cuando empieza el despertar, es cuando ven que hay luz más allá de las paredes de ese laberinto. Y es cuando son conscientes de lo que han hecho. Es una sensación de despertar, a la vez de liberación por ser valientes y pedir esa ayuda de que solos no pueden y necesitan ser acompañados.


Es una decisión que cuesta mucho tomar, sobre todo porque aparece un miedo atroz que tiene que ver con su vocecita interior. Que le dice algo así como “a quien quieres engañar, vas a ser el mismo “Yonky” de siempre, no vas a poder, vas a volver a tu punto de partida porque es lo que eres….” Pero la realidad es que se puede vencer a esa voz, porque la adicción no es tu apellido, es un problema que tiene la persona y que, con la fórmula adecuada, se puede salir de ella.


Pero la mayoría de veces necesitas que alguien te guie para saber por dónde tirar, qué hacer, como manejar ese miedo atroz, la angustia, la ansiedad, la presión social, etc.


Y es ahí cuando entramos los profesionales, el acompañarte en este proceso de salida, en llevarte de la mano desde el punto de partida hacia tu bienestar emocional, hacia la búsqueda del sentido de tu vida, hacia la búsqueda de tu yo interior, ese niño que se siente perdido y no sabe cómo llegar a casa segura. Se siente aterrado de no saber qué se va a encontrar y si va a poder ser capaz de hacerlo.


Desde Ian de Psique te acompañamos a salir de ese laberinto y a crear el camino para encontrar su esencia. Y de esa manera lograr ir encaminados Rumbo hacia tu Bienestar.

Posts Recientes
Archivo
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square