top of page

¿ESTOY SIENDO UNA BUENA MAMÁ?,¿ESTOY SIENDO UN BUEN PAPÁ?


¿Te ronda esta pregunta?








Ser buen/a mamá/padre o mala mama o papá depende de muchos factores, pero sobre todo depende de ti. Si a eso le sumamos el trabajo la cosa se complica aún más, de hecho, es como tener dos trabajos a la vez que nunca terminan, sobre todo el de ser mami o papi. La crianza te presenta constantes cambios y retos que en muchas ocasiones te desbordan… hasta el punto incluso de pensar “en qué momento decidí esto…” “¿dónde me he metido?”.



Para ser la mejor versión de cada una de nuestras facetas personales ya sea como figuras parentales, como trabajadores, como pareja, como amigos…. Es imprescindible este pack de herramientas: interés, motivación, objetivos y valores claros. Ahora existe alguien que depende de ti y que en muchas ocasiones deberás anteponer sus necesidades a las tuyas hasta que poco a poco encuentres el equilibrio entre las suyas y las tuyas.



¿Recuerdas cuáles fueron los motivos por los que tomaste la decisión de ser mami o papá? Este punto te puede ayudar en los momentos más difíciles, en los momentos en que te dan ganas de salir corriendo o decirle a tu peque “lo siento, pero hoy me cojo el día libre”.



¿Cómo demuestras tu gran interés en ser la mejor madre o el mejor padre para tu peque? El día a día es un frenesí de cosas, el reloj avanza sin cesar y no llegas a todo… al enfrascarte en lo rutinario es fácil activar el piloto automático y dejar de pensar en cuál era tu propósito como figura de referencia y las habilidades que debías potenciar para mantenerlos. Ese momento en que por la noche te sientes o mal o bien con lo que has hecho durante ese día o tarde con ellos suele ser la clave para darte cuenta de si hay algo de lo que debas hacerte cargo.


“No hay tal cosa como un padre perfecto. Así que solo sé uno real.”
-Sue Atkins-


Y ¿qué me dices de tus objetivos y valores como madre o padre? Si has leído bien… objetivos y valores como mami o papi. Puedes pensar que no es necesario, tu queréis ser unos buenos padres y ya esta o que eso sale sin pensarlo, sino de manera natural… pues déjame decirte que estamos muy equivocados. Piénsalo, en tu trabajo se plantean todos los días o mensualmente cumplir unos objetivos y vosotros como trabajadores o dueños tenéis unos valores y debéis actuar en relación con ellos. Entonces como padres ¿por qué no verlo de la misma manera? Más aun cuando es un reto cada día. Es una manera de no perder el norte de saber hacia dónde te diriges y cuál es tu meta en la crianza de tu renacuajo.



Y, para terminar, después de que te hayas planteado todo esto, aquí te lanzo dos preguntas mágicas que te harán poner la brújula en el lugar correcto y si no habías dado aun con tus valores y objetivos te pueden ayudar a planteártelos y hasta a escribirlos para que no se te olviden o los pueda ir modificando conforme vaya avanzando el desarrollo de tu apreciado tesoro: tu peque.



1. ¿Lo que haces en tu día a día va acorde con esos objetivos y valores?


2. ¿Qué te lo impide o cuál es tu excusa?



Si te ha gustado y crees que esto es la brújula que puede ayudar a otras mamis comparte.


Como siempre, te acompaño rumbo hacia su bienestar :)



37 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page