top of page

¿DEMENCIA O DEPRESIÓN?



Cómo diferenciarlas en personas mayores.









La depresión es un trastorno del estado de ánimo que se caracteriza por la aparición de tristeza y/o disminución del interés o del placer por la mayoría de las actividades que anteriormente le gustaban hacer a la persona. También puede aparecer pérdida o aumento de peso, insomnio, pérdida de energía, sentimiento de culpa, pensamientos de muerte o de suicidio, agitación o retraso psicomotor y disminución de la capacidad para pensar o concentrarse.



En ese sentido, la depresión no solamente se caracteriza por la tristeza o desmotivación típicas, sino que muchas veces su sintomatología tiene que ver más con problemas físicos, dificultades en la concentración y pérdida de memoria, por lo que es importante tener en cuenta también su afectación a nivel cognitivo.



DIFICULTADES COGNITIVAS EN LA DEPRESIÓN:



Las quejas cognitivas más frecuentes en personas con depresión son las siguientes:


  • Distracciones frecuentes y problemas en la concentración y, como consecuencia, dificultad en actividades como conducir, cocinar, hacer la compra, etc.


  • Dificultad en la lectura y/o escritura, también como consecuencia de la falta de concentración y atención.


  • Disminución de la capacidad de planificación y organización.


  • Olvidos y/o pérdidas frecuentes de objetos (llaves, cartera, documentación, etc.).



Los olvidos o pérdida de memoria episódica en personas con depresión pueden ser debidos a la ansiedad que aparece como consecuencia de las continuas preocupaciones acerca de muchos temas, el cansancio, la culpa persistente, la falta de energía o la desesperanza respecto al futuro.



Normalmente asociamos el olvido a enfermedades como el Alzheimer y, en ese sentido, la pérdida de memoria y otras dificultades como la falta de concentración pueden hacernos pensar que estamos ante la aparición de una demencia (Alzheimer, Parkinson, demencia vascular, etc.).



¿CÓMO SABEMOS SI ES DEPRESIÓN O DEMENCIA?



Para diferenciar depresión y demencia hay una serie de aspectos que nos pueden ayudar:



  • En caso de depresión es más probable que haya una historia previa de pérdidas, eventos estresantes o situaciones traumáticas.

  • En la depresión la tristeza y la desmotivación son estables en el tiempo. En cambio, en la demencia suelen haber muchos cambios y oscilaciones con subidas del estado de ánimo y bajadas.

  • Cuando hay depresión, los síntomas cognitivos, como olvidos frecuentes o las pérdidas de objetos, suelen aparecer de forma rápida, de un día para otro. En las demencias, estas dificultades van apareciendo muy poco a poco, de forma gradual.

  • Las personas con demencia pueden tener desorientación espacial, perderse fácilmente, algo que no es frecuente en los casos de depresión.



  • Uno de los síntomas que suele caracterizar a la depresión, y que no es frecuente en las demencias, es la baja autoestima y el sentimiento de culpa.



  • Los olvidos y la pérdida de memoria y de otras funciones cognitivas es mucho más grave, intenso y generalizado en la demencia que en la depresión.



A pesar de estas indicaciones, en muchos casos es difícil diferenciar entre depresión y demencia, porque los síntomas se pueden solapar. Incluso puede haber personas en los que aparezcan ambos trastornos a la vez.



Cuando existen estas dudas, es importante pedir ayuda. Si te identificas con lo que acabamos de comentar o tienes un familiar que pueda necesitar ayuda, ponte en contacto con nosotros y te acompañamos en el proceso.



EN IAN DE PSIQUE, RUMBO HACIA TU BIENESTAR.








168 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires


bottom of page