sello_creemfutur.png

Plaza Mayor 27 1º Alzira. Valencia

  • Wix Facebook page
  • Wix Twitter page

 

“¡Que ganas tengo de acabar!”. Esta es la frase más repetida de las últimas semanas por profes, peques y papis. Y SÍ, tras un intenso año lectivo lleno de esfuerzo, sacrificio y encaje de bolillos para que el curso salga bien o lo mejor posible, todos necesitáis ese merecidísimo descanso.

 

No obstante, este momento se entremezcla con otra sensación totalmente distinta. Efectivamente, hablo del agobio que viene de la mano de “¿y ahora qué hago con los niños?”. Entendiendo de sobra a los padres, ya que sus jornadas laborales continúan siendo las mismas a excepción de sus días de vacaciones (de lo cual ya hablaremos en otro post), merecidísimas también, vamos a reflexionar sobre algo que los niños suelen escuchar continuamente. Sin ninguna mala intención y mientras nuestros peques parecen estar jugando y que no se enteran de lo que decimos, nos vemos sumergidos en conversaciones en las que dejamos ver claramente nuestro estrés ante esta situación y surfeando entre ofertas de escuelas de verano, campamentos o abuelos para tener a nuestros niños entretenidos al menos hasta el mediodía. En la mayoría de las situaciones ni siquiera contamos con su opinión e incluso nuestra posición es algo así como “hay que tenerlo X horas al día fuera de casa y entretenido” a modo saco de patatas que tengo que colocar en algún sitio donde no moleste en exceso.

 

Si cerrases los ojos y no pensaras en todo el estresante mundo adulto ¿Cómo te sentiría tú en su lugar? En efecto, la sensación de muchos peques es la de ser una carga que molesta. Cuando los niños oyen VACACIONES su alegría es palpable y su gran amiga la imaginación empieza a maquinar sin rumbo fijo. Muchas veces lo que ocurre es que los planes adultos y las expectativas creadas por los peques no coinciden, y cuando ven lo que realmente les han preparado sus papis, tan estresadamente, el mal humor y las rabietas sin ton ni son hacen acto de presencia.

 

Estoy segurísima de que vuestra intención es la mejor así que os propongo hacer un pequeño cambio de actitud ante este reto que se os plantea años tras año. ¿Qué tal si reforzáis el esfuerzo hecho durante el año académico y hacéis un repaso de los puntos donde sabéis que se han salido y de aquellos que deben mejorar de cara al curso siguiente? ¿y si probáis a decirles abiertamente que ahora entre todos vais a trazar un plan para el verano donde todos salgáis beneficiados? De esta manera, con el refuerzo os estáis asegurando que os escuchen y poder dialogar con ellos y con el plan conjunto bajarle las alas a sus expectativas y que sepan de ante mano cómo van a ser sus ansiadas vacaciones.

 

Os queda poco tiempo, así que os invito a reflexionarlo y a cogéroslo de una manera diferente.

 

Si te ha gustado y conoces a más papis que les ocurra lo mismo comparte.

 

¡Gracias y feliz fin de escuela!

Please reload

Posts Recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square