sello_creemfutur.png

Plaza Mayor 27 1º Alzira. Valencia

  • Wix Facebook page
  • Wix Twitter page

NUESTRO TRABAJO A TRAVÉS DE TUS PALABRAS. GRACIAS

September 5, 2017

 

 

No tengo palabras para expresar lo que siento como profesional al recibir esta carta de una paciente. Alguien que vino con un sentimiento de vacío y desesperanza y se va con una plenitud y tranquilidad consigo misma. GRACIAS. Esta es la carta:

 

"No soy feliz". Afirmación que pasaba por mi cabeza y me angustiaba día a día. Todo me sentaba mal, todo me molestaba, que me hablaran, que me pidieran algo, cualquier cosa era como una piedra que me aplastaba y que sólo reafirmaba la a formación  de que no era feliz.

Este pensamiento me creaba angustia, ansiedad, malestar físico y psicológico. No paraba de perder peso, el estómago era como una bomba de relojería apunto de estallar y el color negro era el color de mi día a día. Hasta que la angustia se apoderó de todo y decidí que eso no era vida, necesitaba ayuda y mediante una buena amiga conocí a Marian y a IANDESPSIQUE.

 

El primer día que fui la tristeza se había apoderado de mi, sólo tenia ganas de llorar y llorar.

 

Al sentarme frente a Marian, después de las presentaciones vino la pregunta inicial; "cuéntame un poco tu situación y que te a llevado a venir aquí." Y allí comenzó el desahogo que tanto necesitaba y que pensaba que solucionaría mucho.

 

No soy feliz, esa fue mi primera frase seguida de una retahíla de quejas, lamentos y malestares.

 

Como he dicho al principio todo me sentaba mal, mi vida no era mía, sino de mi alrededor, siempre anteponiendo el bienestar de los demás al mío, sus peticiones a las mías, mi vida no era mía, los fantasmas de los problemas no resueltos se me comían y eso me hacia sentir menos que nada.

 

A mi afirmación de que no era feliz, Marian me preguntó: ¿y que es para ti la felicidad? Y allí  comenzó realmente el vacío mas grande que jamás había sentido. No sabia que era la felicidad para mí, no podía responder aquella pregunta tan simple aparentemente, y al darme cuenta que no sabia qué era la felicidad a mis 31 años comencé a llorar, supe que mi problema era mas grave que un simple desahogo, que mi problema no era mi alrededor sino yo misma.

 

Estaba inmersa en la trampa de la depresión y no me había dado ni cuenta.

 

Poco a poco Marian me hacia ver en qué situación me encontraba, me ayudaba a identificar cuáles eran mis problemas reales y los secundarios. De qué punto partía y a cuál quería llegar.

 

Cuando empecé este proceso no era capaz de adjudicarme ni una buena cualidad , ni un buen adjetivo hacia mi persona, ni habilidades, no era capaz de encontrar una sola cosa buena que me pasara al largo del día.

 

Pero poco a poco con su ayuda esto cambió, me hacía ver mis errores, las vendas que me había autoimpuesto en los ojos. Era más el peso que yo misma me ponía sobre los hombros que el que realmente tenía.

 

Le hacía caso en cada uno de los ejercicios que hacíamos, iba viendo como el nudo que sentía en el alma se iba deshaciendo un poco mas cada vez. Cuando llegaba a casa repasaba todo lo hecho, intentaba aplicar cada cosa que me había enseñado, los errores que cometía intentaba no volverlos a cometer, y durante todo el tiempo que he estado en sus manos he seguido sus consejos casi, casi como si fuesen ese manual de vida que nadie te da. ( sigo aplicando sus enseñanzas).

 

De vez en cuando rehago algún ejercicio con tal de no salirme del camino que quiero recorrer.

Me hizo reaccionar, pensar y recapacitar.

 

Con sus pautas la vida iba cobrando color, cada día era como redescubrirme un poco más. No ha sido fácil pero tampoco imposible.

 

He seguido sus pautas viendo y sintiendo, sobretodo sintiendo como mejoraba sesión tras sesión. Ponerlas en practica me liberaba, me quitaba lastre, desaparecían los fantasmas. Alguna vez he dado medio paso atrás pero con su ayuda ese medio paso servía como empuje para dar otro mas grande si cabe hacia delante.

 

Después de unos meses con Marian, me he sentido bien, en paz, libre de cargas y lo mas importante, hoy día puedo responder a la pregunta de que es para mí la felicidad, puedo identificar qué me hace feliz y que no, qué quiero en mi vida y qué no. Me siento fuerte para afrontar lo que venga, me siento feliz de quererme, de aceptarme, de estar conmigo misma y no necesitar nada ni nadie más, aprecio cada día que pasa.

 

Agradecida es poco para lo que siento por Marian, puede que haya días malos, pero gracias a ella sé como afrontarlos, sé ver la parte buena y se que nada me puede parar ya, ni yo misma.

Gracias Marian, gracias a IAN DEPSIQUE por todo lo bueno que dais y sois!

 

Felicidad: sentirme a gusto conmigo misma, quererme, valorarme, un café, un libro, un paseo, una charla con alguien especial, unas horas de juego con mi perro, una película…. Cada detalle que me haga sentir bien.

Please reload

Posts Recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square